El Retorno de las Brujas: NO nos quemaron a todas 🧙‍♀️

Imagina que vas caminando por la calle y alguien te grita "BRUJA", ¿Cómo le respondes?

Yo le diría: "Siiii, y muy orgullosa de serlo". Bueno, esto no se me hubiera ocurrido años atrás. Aunque parezca un mito, la caza de brujas existió y quedamos nosotras como las nietas de las brujas que no pudieron quemar. ¿Quiénes eran las brujas? Las mujeres conectadas con su intuición, con sabiduría sobre la tierra y sus hiervas curativas y con conocimientos sobre el ciclo menstrual, partos y aborto de bebés no deseados.


Las brujas eran asociadas al mal, el pecado y la tentación. Se decía que eran mujeres solitarias cuyo fin era conducir a los hombres a su perdición y llevar desgracia por donde iban. La realidad esta lejos de eso, una mujer era considerara bruja porque le gustaba el conocimiento y alimentar su intelecto.

Anne Baker, Joanne Willimott y Ellen Greene, ejecutadas en 1618.

Luego de La Peste Negra, que acabó con el 30% de la población, la iglesia redujo el rol de la mujer a procrear y a dedicarse a tareas domésticas. El capitalismo necesitaba fuerza productiva y sin bebés esto era una misión imposible. Por la situación, muchas mujeres se interesaron por el tema de la medicina, se convirtieron en curanderas y hacían remedios caseros con hiervas. Esto las puso en peligro: demasiado conocimiento era una amenaza y el papel de sanar el cuerpo y el alma sólo le correspondía a Dios en aquella época, en la que la medicina y tecnología que conocemos hoy en día no existía.


Se consideraba que las brujas sólo podían traer enfermedades y desgracias y las asociaban con animales como los cuervos, sapos, ratas, liebres o gatos.


¿Qué las hacia ver como brujas? ¡Cualquier cosa! Si no iban a misa un día, eran brujas, si estaban sembrando, debían ser llevadas a la hoguera. Incluso una mujer que menstruaba era sucia y repugnante. Cualquier situación que se alejaba del rol que se la había impuesto a la mujer, la convertía en una amenaza para la iglesia.


Si no existía alguna prueba visual de que lo eran, eran interrogadas y sometidas a maltratos. Muchas eran arrojadas al agua, atadas de pies y manos, se creía que si flotaban eran brujas, si no lo hacían, su alma era perdonada.


¿Sabías que la mayoría de las mujeres quemadas en hogueras tenían escasos recursos pero muchos conocimientos y sabiduría? Se realizaron alrededor de 60 mil ejecuciones. Existió un libro utilizado por los jueces en los tribunales de inquisición conocido como Malleus maleficarum (el martillo de las brujas).


Aún así, ¡No nos quemaron a todas y volvimos!


Nace W.I.T.C.H (Women’s International Conspiracy from Hell) en los años sesenta, como un movimiento feminista que va a darle la vuelta al asunto, la palabra Bruja deja de ser negativa, ahora es símbolo de libertad, conocimiento y empoderamiento.

W.I.T.C.H baila frente al Consejo Demócrata, Chicago, 1968

Ahora las brujas vivimos sin miedo, aprendemos sobre nuestros ciclos menstruales y nuestro súper poder de crear y traer vida al mundo, y además... ¡Cada vez estamos más conectadas con la luna y reconocemos los efectos que tiene sobre nuestros líquidos y los de la tierra y por ende, nuestras emociones! Detrás de nuestra menstruación existe un poder mágico inigualable, somos sinónimo de fuerza y sabiduría. ¡Nuestra sangre es nuestra arma y la copa menstrual nuestra escoba, que nos llevará a cualquier lugar seguras! Si aún no has probado la copa, hoy es tu oportunidad para volar, consíguela aquí.


Atrévete a ser una bruja que menstrúa, contacta con tu intuición y sabiduría interior y recuérdale lo mucho que vales.


¡Bienvenida a nuestro aquelarre FLOW!


Si te gustó este tema, te invitamos a escuchar el Podcast de Catalina Ruiz-Navarro aquí.