top of page

Lo que resistes, persiste


En junio del 2022 dejé de resistir y me lancé a confiar: empaqué mi vida en dos maletas de 12.5kg en total, cerré el apartamento en el que vivía en Bogotá y comencé un nuevo capítulo de mi vida: el de caminar hacia adentro.


Comencé mi viaje por España, país en el que había vivido y al que regresé para un encuentro de mujeres. Seguí a Alemania para visitar las fábricas del Diafragma (método de anticoncepción sin hormonas) que lanzamos en Flow. Luego volé a Bali, Indonesia, a certificarme como Profesora de Yoga y a comprometerme conmigo misma y mi camino. Y finalmente compré pasajes a mi destino soñado: INDIA.


Hoy quiero compartirte un texto que escribí antes de dar todos estos pasos, cuando el miedo me sofocaba y cuando me resistía a la vida. Espero que te sirva tanto como a mi:


Llevo un tiempo, largo, resistiéndome.

Al cambio, la muerte y la transformación.

Al desasosiego y a la sensación que llamo como el “no me hallo”.


Me cansé de resistir.

Acepto el cansancio.

Acepto la incertidumbre.

Acepto el miedo.

Acepto el cambio.


Permito que mi alma transite y recorra sus sombras.

Dejo que divague camine sin rumbo.

Sigo sus latidos.

”Llévame a donde necesitas que vaya”, le digo.

Acá estoy. Abierta y dispuesta.

Sin mente, con alma.


Tu alma linda, ¿a qué te resistes?


Hablarlo es sanarlo. Te escucho. Te leo. Fluyo contigo.

Tu dolor es mi dolor y a la par, lo podemos sanar.


〰️ Con amor. Gaby de Flow 〰️





コメント


bottom of page