Taller: Mi Primer Periodo, Mi Súperpoder



Era sábado en la tarde y decidí ir a cine. Escogí el teatro de Cinemanía, al norte de la ciudad de Bogotá. En la mitad de la película, tras haber tomado una botella de agua, me dieron ganas de ir al baño y me salí de la función. Al entrar en los cubículos escuché a una niña llorar, le pregunté:


- ¿Por qué lloras? ¿Puedo ayudarte?

- Tengo que ir al hospital - dijo desesperada.

- ¿Qué te ha pasado? ¿Qué hago? - pregunté angustiada

- Me rompí por dentro, tengo sangre en mi ropa interior. Y además... Estoy sola, vine con mis amigas del colegio y con la mamá de una de ellas. Pero mi mamá no está - dijo entre lágrimas

- Respira. Estás bien. Estás a salvo. Lo que te está pasando se llama menstruación y nos pasa a todas las mujeres cada mes. Te estás convirtiendo en mujer. - Le dije con una sonrisa

- Ohh... Escuché un silencio


Ese silencio, ese regreso a la calma y esa capacidad de asombro... Esa es la sensación que todas las personas menstruantes merecemos. Un acompañamiento, una guía, una voz que nos diga que nuestra sangre es sinónimo de vida.


Para ese entonces ya había creado Flow y esta tarde de cine fue un regalo para mí. Entendí que no importa el lugar de la ciudad, el país, las oportunidades académicas que hayamos tenido: la mayoría nos hemos sentido solas en este proceso de pasar de niñas a mujeres. Recordé la historia de mi primer periodo y me imaginé dictando mi primer taller sobre: Mi Primer Periodo. Meses después, como por arte de magia, me contactó una madre de dos niñas por Instagram. Me pedía el taller. No me la creía...


Así, en el 2018, surgió el primer taller pedagógico propio de Flow, porque una madre vio la necesidad y confió. Hoy en día, hemos realizado varios ta