COVID-19 y efectos en la Menstruación

Tras más de un año de haber comenzado las jornadas de vacunación masiva contra el

SARS COV-2 y de sufrir un contagio alrededor de todo el mundo, comienzan a haber estudios médicos que analizan los efectos secundarios en el ciclo menstrual femenino.


La Universidad de Granada investiga alteraciones menstruales asociadas a la vacuna contra el COVID-19 en edad fértil. Se han realizado más de 5.000 encuestas y han encontrado que

7 de cada 10 mujeres asegura notar alteraciones (ver más aquí)


Otro estudio más amplio, conocido como Proyecto EVA, llevado a cabo en la Universidad de Extremadura encuestó a 17.515 mujeres en edad fértil. El resultado: entre el 45 y el 50%– sufrió alteraciones de su ciclo asociadas a la vacunación y/o haber tenido el virus (ver más aquí).


Al principio, muchas mujeres reportaron sentir alteraciones y se pensó que podía ser a causa del estrés. Por esto mismo, hace más de un año publicamos esta Meditación para el Retraso Menstrual. Sin embargo, al multiplicarse los casos, quedó claro que (una vez más) la menstruación fue ignorada en los estudios del desarrollo de la vacuna y que sus efectos secundarios no se especificaron.


¿Qué efectos se han encontrado?

  • Aumento del sangrado

  • Retraso en el periodo menstrual

  • Ausencia de varios meses del periodo (Amenorrea)

  • Inflamación extrema

  • Sangrado después de la menopausia

  • Dolor durante la ovulación

¿Los efectos son a causa de la vacuna?


No hay evidencias científicas ni se han publicado investigaciones médicas que comprueben que todos los síntomas anteriores son generados por la vacuna. Los ciclos también se han visto alterados tras contraer el virus (no únicamente tras la vacuna), es muy prematuro arrojar conclusiones.


¿Qué dice el Instituto Nacional de Salud?


De acuerdo un estudio realizado por el National Institute of Health, publicado en Obstetrics & Gynecolgy, las mujeres que han recibido una dosis de la vacuna contra el COVID-19 presentan un incremento en la duración entre cada ciclo, más sin embargo no encontraron un un aumento en los días del sangrado (ver publicación oficial aquí) .


El autor, Alison Edelman, M.D., M.P.H., de la universidad de Oregon Health & Science, Portland, notó que la cantidad de flujo varía en cada ciclo y que de momento el rango de variación se encuentra dentro de lo normal. Comenta que es necesario continuar con las investigaciones para determinar cómo la vacuna podría potencialmente influenciar sobre los demás síntomas asociados (dolor, cambios de humor, características del flujo, entre otros...).


La Dr. Diana W. Bianchi, M.D., directora de NIH's Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development (NICHD) dice que" es tranquilizador que el estudio solo ha encontrado un pequeño cambio menstrual y temporal en las mujeres (...) Este resultado ofrece, por primera vez, la oportunidad de avisar a las mujeres sobre qué esperar de la vacuna del COVID-19". La Dr. Bianchi agrega que se han realizado muy pocas investigaciones sobre cómo las vacunas para el COVID.19 u otras vacunas para diferentes enfermedades podrían influir potencialmente en el ciclo menstrual.


La vacuna en hombres VS. la vacuna en mujeres


Continuando las investigaciones, la matrona Laura Cámara, en Granada informó a la Agencia Española del Medicamento, que de las 24.000 notificaciones sobre efectos adversos, más de 19.000 provienen de pacientes mujeres. Es decir, el 80% de las personas que lo notifican son del sexo femenino.


«En todas las vacunas ha pasado lo mismo”, explica otro experto, Valls, en Público.es.Las mujeres reportan siempre más efectos secundarios en las vacunaciones, porque tienen un sistema inmunitario muy diferente al del hombre, mucho más potente y que desata muchas más reacciones autoinmunes, biológicamente hablando”. En este sentido, las hormonas sexuales que incluyen los estrógenos, la progesterona y la testosterona pueden adherirse a la superficie de las células inmunitarias e influir en la manera en que funcionan.


Las mujeres metabolizan los medicamentos de manera distinta

En otros estudios, se ha demostrado que las mujeres absorben y metabolizan los medicamentos de una manera distinta y que casi siempre necesitan una menor dosis para alcanzar el mismo efecto. Hasta la década de 1990, en gran parte de los ensayos clínicos para fármacos y vacunas se excluía a las mujeres. “Desde siempre, las dosis recomendadas de los medicamentos se basan en ensayos clínicos en los que los participantes son hombres”, señaló Morgan (ver artículo completo aquí).


Según el Dr. Klein, en los ensayos para las nuevas vacunas contra la covid, no se distinguieron ni se analizaron lo suficiente los efectos secundarios por sexo. Tampoco probaron si una dosis más pequeña podría ser igualmente eficaz para las mujeres y producirles menos efectos secundarios. Hasta que no lo hagan, comentó Klein, los profesionales de la salud deben hablar con las mujeres sobre los efectos secundarios de las vacunas para que no se asusten si los presentan. “Creo que es útil alertar a las mujeres de que quizás tengan más reacciones adversas”, afirmó.


Un paso más allá: ¿qué dice el Dr. Alejandro Montoya?


Desde Flow quisimos dar un paso más allá. Al no quedar 100% satisfechas con la información encontrada en Google, entrevistamos al Dr. Ginecólogo Alejandro Montoya para tener una fuerte directa y médica de información y encontrar una explicación.


El Dr. Alejandro nos comparte:


"Es claro que el COVID produce una cantidad de cambios después de que la paciente se recupera. Estos cambios están asociados al Síndrome de Estrés Adaptativo, o el famoso Burnout. Esto básicamente se produce porque se produce una porque hay una agresión inflamatoria muy importante en el cuerpo que aumenta el cortisol (hormona esteroidea que responde al estrés) y este aumento del cortisol lo que al fin del día conlleva es a varias cosas: disminución de la calidad del sueño, cansancio crónico, alteraciones en los carbohidratos (el paciente con COVID tiene más riesgo a desarrollar diabetes después) y a alteraciones en el ciclo menstrual.


Lo último sucede porque cuando se eleva el cortisol automáticamente se caen las hormonas precursoras odeas y cuando esto pasa tiene a haber alteracines en el ciclo menstrual. Esto no solamente pasa con el COVID sino también con enfermedades graves, estrés a que el paciente se someta por divorcios u otras situaciones, y esto genera cambios importantes en el ciclo menstrual. Lo que siíes clave con el COVID es saber que es una alteración inflamatoria importante y que al inflamar al cuerpo puede alterar el ciclo menstrual, generar amenorrea y a pacientes perimenopáusicas les puede llegar más rápido la menopausia. Pero no es por el COVID o la vacuna como tal, sino por la reacción inflamatoria que genera, aunque la vacuna no está exenta a hacer lo mismo."



Algunos Testimonios

Desde hace varios meses muchísimas personas menstruantes nos han estado escribiendo sobre los efectos. Se sienten solas y no saben que no son las únicas sufriendo anomalías. Por esta razón sentimos la responsabilidad de darles voz.


¿Conclusiones?


Como podemos ver, aún falta un camino largo por recorrer que se irá esclareciendo a medida que el tiempo y las investigaciones avancen. Por el momento no hay información certera sobre los efectos de la vacuna en la fertilidad, parto y embarazo, pero de momento cada vez se hace más evidente que varias mujeres han presentado alteraciones en su ciclo menstrual.


También se observan los vacíos académicos y la falta de incorporación de perspectiva de género en la investigación científica. Afortunadamente, en España se continuarán realizando las investigaciones para que ojalá, en un tiempo no muy avanzado, logremos darle continuidad a los efectos que pueda llegar a generar la vacuna en el sistema reproductor femenino. Esperamos que los estudios médicos sean publicados para poder consultar fuentes científicas directamente.


Nota para ti


En este sentido, el objetivo de este artículo, más allá de llegar a una conclusión, es informar sobre los efectos que se están presentando para que en caso de que tengas alguno de ellos lo observes y no lo relaciones inmediatamente con un posible embarazo o enfermedad. Te recomendamos mantener la calma, asistir a tu ginecólogo si los síntomas son recurrentes y generan mucho dolor y anotar tus observaciones en tu calendario lunar (si aún no sabes cómo usar un calendario lunar puedes descargar alguna de estas Apps o unirte a nuestro canal de Telegram en el que pronto anunciaremos un taller del tema).


Por último, las mejores observaciones las sacamos cada unx de nosotrxs cuando compartimos nuestras historias reales y escuchamos las de otrxs. Por eso te invitamos a comentar este artículo con tus amigxs para que juntxs encuentren puntos en común y nos puedan compartir sus descubrimientos.


En flow estamos para escucharte, acompañarte y aprender de ti y contigo. ¡Hasta la próxima novedad!



Bibliografía: